. Eje III .

17 10 2009

El río Tigre es uno de los principales brazos de la desembocadura del río Reconquista, situado en el partido homónimo en la provincia de Buenos Aires, Argentina. Se encuentra altamente contaminado por desechos industriales y cloacales provenientes de la cuenca del río Reconquista. El régimen de mareas fluviomarítimo que afecta al estuario del Plata y Delta del Paraná contribuye a diluir sus aguas y disimular su estado. Sin embargo el olor fétido, la mortandad de peces y la basura que flota evidencian la situación ecológica. Tal es el grado de contaminación del río que cuando está bajo es posible ver una línea divisoria de color en sus aguas en el cruce con el Río Luján, siendo el agua negra en el Río Tigre y marron en el Río Luján. El Río Tigre es el origen y fin de muchos de los recorridos llevados a cabo por las lanchas colectivas. En sus orillas se ubican importantes centros de recreación, clubes de remo y el embarcadero de lanchas colectivas (servicio provisto por 3 empresas) y catamaranes que llevan pasajeros al Delta del Paraná, Nueva Palmira y Carmelo.

Rio Tigre

Rio Tigre

 

Museo Sarmiento

En el corazón del Delta aparece una casa muy particular dentro de una imponente caja de vidrio. Perteneció a Domingo Faustino Sarmiento, “Padre del aula” en Argentina.

En 1860, Sarmiento ya tenía su casa en el Delta. Dicen los libros de historia que tomo posesión de su isla disparando al aire simbólicos tiros con su arma de fuego, como hacían los conquistadores estadounidenses a medida que expulsaban a los indios de su territorio.

La llamo “Prócida” por la pequeña isla que se encuentra frente a la ciudad italiana de Nápoles, en el sur de Italia, y construyó dentro de su isla un hermoso puente al que bautizó igual al de la ciudad de Venecia, “Rialto”.

La casa es una pequeña construcción de madera con techo de tejas. Según los historiadores de la casa, entre los que se encuentran María del Carmen Magaz y María Beatriz Arévalo, la planta baja era libre, mientras que la planta alta era donde se encontraba la única habitación que posee la casa. Las paredes, construidas con tablas prefabricadas, nos dan la idea de que se trata de una arquitectura mucho más elaborada de lo que pueda imaginarse a simple vista.

Museo Sarmiento

Museo Sarmiento

Pero Sarmiento no sólo se dedicó a descansar y a escribir en ella. Durante sus más de 30 años de estadía, ofició de consejero en el armado de otras casas y en la solución de los problemas habituales que la vida del Delta merecía por esos años. Fue él, quien en 1855 plantó la primera vara de mimbre, dando así inicio a la actividad de la que hoy sobreviven la mayoría de los isleños. Trajo además, de uno de sus tantos viajes a Estados Unidos, las primeras semillas de pecanes, hoy la famosa nuez del delta que crece en todas las islas.

El mismo Sarmiento, luego de casi treinta años de vivir en el delta, seguía insistiendo en la lógica de las casas de madera. “Ni piedra ni ladrillos” sintetiza en un artículo titulado “Arquitectura y paisajes isleños” (1885) publicado en uno de los diarios más importantes del momento de la ciudad de Buenos Aires.

“En el Delta, el sauce es el material ideal para la construcción. La novedad introducida en las islas es la casita de madera, la arquitectura americana. Un progreso que deseáramos ver introducido a lo largo de todo nuestro país” afirmaba. Sin embargo, los lujos de la arquitectura europea también llegaron al Delta y le impregnaron el toque de romanticismo y glamour que poco tiene la funcionalidad americana.

Sarmiento murió en 1895. Carlos Delcasse adquirió la casa y luego la donó a una institución de bien público, que a su vez la donó al Consejo Nacional de Educación. En 1966, un decreto del Presidente Illía la declaró como Monumento Histórico Nacional y, gracias a ello, hoy se conserva parecida al resto de las casas madereras del delta. Aunque no hay que olvidar que todas vinieron después de la de Sarmiento.

Hoy, la casa funciona como museo y biblioteca. Según la Municipalidad de Tigre, que se encargó de protegerla con el cristal de las inclemencias de la naturaleza y del paso del tiempo, alrededor de 50 mil personas llegan al lugar todos los fines de semana atraídos por la caja de cristal que brilla desde el horizonte.

Tigre

Tigre





. Eje II .

17 10 2009

Tigre

Tan sólo 32 km separan a la ciudad de Tigre del Obelisco. Este rincón de la zona norte de la provincia de Buenos Aires, representa sin lugar a dudas la historia viva. El proceso colonizador de estas tierras comienza con la segunda fundación de Buenos Aires por Don Juan de Garay. En un documento fechado el 24 de octubre de 1580, se deja constancia del reparto de tierras.
El nombre del partido proviene de una vieja historia de cazadores de yaguaretés (tigre americano). Aparentemente vivía en la región una pareja de cazadores muy famosos por sus virtudes a la hora de cazar dichos animales.
Con el paso vertiginoso del tiempo fueron poblándose estas comarcas por labradores que vivían con sus familias de los productos que ellos mismos cultivaban y cosechaban. En 1611, el Cabildo pidió informes al administrador sobre labranza de tierra para el cultivo de trigo y éste le envía los nombres de quince agricultores residentes en la zona. De esta manera nació el “poblado” que de allí en adelante creció y se afianzó social y económicamente.

Tigre

Tigre

 

Puerto de Frutos

Más allá de todas las actividades que pueden desarrollarse, es justo mencionar que su principal atractivo es el reconocido Puerto de Frutos. Ingresar al Puerto de Frutos es instalarse en un mundo diferente, casi mágico.
El puerto tiene tres dársenas. Desde la primera, parten a diario excursiones por el Delta en catamaranes.
En la dársena central se concentran las lanchas-almacén que abastecen a los habitantes de las islas con los más variados productos.
En la última dársena se descargan los barcos fluviales madereros que llegan cargados de troncos de sauce y álamo provenientes de las islas forestales del Delta.
En el seno del puerto está el mercado al aire libre cuyas calles se visten de colores a través de los rústicos tejidos. Muebles, adornos y accesorios fabricados en caña y mimbre, deliciosos dulces y mieles caseras, flores brillantes y, por supuesto, toda la variedad de frutas locales conviven en absoluta armonía.

Puerto de Frutos

Puerto de Frutos





. Eje I .

17 10 2009

Quinta Presidencial de Olivos

En 1941 la Corte Suprema de Justicia dictaminó que se llamara Quinta Presidencial de Olivos (más comúnmente llamada Quinta de Olivos) a la actual residencia del Presidente de la Nación Argentina, situada en la localidad de Olivos, Partido de Vicente López, provincia de Buenos Aires, cumpliendo así con el deseo de Carlos Villate Olaguer, quien al fallecer en 1918, dejó escrito en su testamento que donaba al estado la chacra en la que había vivido tanto él como su tatarabuelo el Virrey Antonio de Olaguer y Feliú para que se la utilizara con el mencionado fin.

La construcción del chalet presidencial fue realizada en 1854 por Prilidiano Pueyrredón, miembro de una de las familias patricias de San Isidro e hijo de Juan Martín de Pueyrredón. En la quinta habitaron diferentes presidentes, entre ellos Juan Domingo Perón, quien muriera en ella durante el ejercicio de su presidencia el 1 de julio de 1974.

La construcción del hoy chalet presidencial fue realizada en 1854 por Prilidiano Pueyrredón a pedido de Miguel José de Azcuénaga, hijo del brigadier Miguel. La posición de la casa sobre la barranca que antiguamente dominaba el Río de la Plata (actualmente más alejado de la antigua costa, debido a los posteriores rellenos costeros), influyó en el planteo arquitectónico, heterodoxo y romántico, elegido por su arquitecto. La casa fue pensada en términos de direcciones que irradian del centro hacia el paisaje lacustre. Fue planteada en terrazas de tres niveles que se van achicando hasta convertirse en un mirador. La planta tiene resonancias barrocas y ventanas muy amplias, cosa rara para la época. Debido a estas ventanas y su forma parecida a la de los palomares de la época, Miguel José la llamaba la pajarera.

Quinta Presidencial de Olivos

Quinta Presidencial de Olivos

 

 

 

 

 

 

 

Tren de la Costa

A lo largo de las once estaciones del Tren de la Costa encontramos mucho más que un viaje hacia el Tigre, final del recorrido. El viaje ofrece múltiples formas de entretenimiento y disfrute para grandes y chicos en cada una de las estaciones donde para el tren.

Nos permite conocer su zona norte de una manera diferente, siempre bordeando el Río de la Plata. Tiene un recorrido que parte de Vicente López y termina en el Tigre, a orillas del hermoso y místico delta. Desde allí es posible tomar alguna de las embarcaciones y lanchas colectivos para internarse en las laberínticas islas.

Cada una de sus estaciones tiene su propia identidad:

MAIPÚ: es la estación cabecera, ubicada a una cuadra de la Quinta Presidencial de Olivos.

BORGES: denominada la “Estación de las Artes”, nos ofrece las plazas de Olivos y su café literario “Luna Cornea”.

LIBERTADOR: encontramos aquí las más importante marcas de indumentaria femenina y masculina, en un escenario diferente al de los centros comerciales urbanos. Además, para los más chicos, en esta estación se encuentra la Zona de Entretenimientos, donde podrán jugar y divertirse a lo grande.

ANCHORENA: sentado a una de las mesas del restaurante El Andén, ubicado a metros de esta estación denominada “Estación Tango”, podrá apreciar una vista completa del Río de la Plata y la ciudad de Buenos Aires.

BARRANCAS: esta estación de estilo inglés es la única construida en madera. Aquí se encontrará con la posibilidad de alquilar juegos para los chicos, rollers, o una bicicleta e ir a recorrer los puestos de la pintoresca Feria del Anticuario.

SAN ISIDRO: constituye un pequeño casco urbano con un centro comercial al aire libre, cuatro salas de cine, restaurantes y bares. Ideal para hacer un alto en el viaje y comprar lejos del encierro de la gran urbe.

PUNTA CHICA: en el restaurante La Avelina podrá degustar los mejores vinos argentinos y las más exquisitas carnes asadas que este país ofrece.

MARINA NUEVA: es la más nueva de las estaciones. Aquí se emplaza una extensa zona de viviendas, así como el Dutch Café donde usted podrá saborear cafés de distintos orígenes y pastelería de Holanda.

SAN FERNANDO: se encuentra ubicada frente al Club Náutico San Fernando.

CANAL DE SAN FERNANDO: es la estación dedicada al mantenimiento ferroviario.

DELTA: es el destino final del viaje. Un ambiente paradisíaco donde encontrará el acceso al Parque de la Costa, al Casino de Tigre y a la Feria Artesanal Delta, así como también numerosas propuestas para disfrutar del río, la vegetación y el aire libre, como los paseos en catamarán.

Tren de la Costa

Tren de la Costa





. Retiro .

17 10 2009

Es vecino de los barrios de Recoleta y San Nicolás. Es un barrio relativamente pequeño en superficie, comparado con otros de la Cdad. de Bs. As., pero uno de los que ofrece mayores diferencias de personalidad entre grupos de manzanas y calles. A Retiro llegan o parten miles y miles de personas por día ya que es la cabecera de tres estaciones de Ferrocarril, de la Estación Terminal de Omnibus y de numerosas líneas de colectivos. Esa es la parte tumultuosa de Retiro en cuyas horas pico se convierte en “mercado Persa”. La parte elegante y refinada de la Plaza Carlos Pellegrini, rodeada de hoteles lujosos, amplios pisos y departamentos. La distinguida y majestuosa zona de los palacios (Cancillería, Círculo Militar), sobre la Plaza San Martín, y en un contraste muy duro casi invisible a los ojos del turista la villa de emergencia que se encuentra bajo la Autopista 9 de Julio.

Retiro

Retiro

Terminal de Ómnibus

En la Terminal de Retiro hay 75 plataformas, donde las empresas de transporte realizan diariamente sus arribos y partidas de los servicios de buses de larga distancia hacia el país y hacia países limítrofes. Durante la temporada alta llegan a Retiro unos 2.000 ómnibus por día. Así más de 40.000 personas pasan por allí en una jornada. Es importante apuntar que personal de seguridad custodia el predio, no obstante los medios de comunicación con frecuencia hacen referencia a los robos que se registran en el lugar por lo que no está de más tomar recaudos. 

La Terminal de ómnibus de Buenos Aires está organizada en tres niveles y en su web se pueden visualizar mapas de cada uno de ellos.

El predio cuenta con servicio de emergencias médicas, que opera las 24 horas,   sector de encomiendas, playa de estacionamiento – cercana a la galería de espera de colectivos –, entidad bancaria y mesa de informes. También en el complejo se encuentran  paradas de colectivos de transporte urbano de las líneas 5; 9; 20; 23; 28; 56; 70; 75; 100; 101; 106 y 132.

Para llegar desde la Terminal de Retiro hasta el centro de Buenos Aires se puede optar por taxis, remises, shuttle bus o línea regular de colectivo (la Nº 86). El precio del viaje en taxi, por ejemplo, de es $ 45 a $ 50.

Con respecto a la gastronomía, hay  una gran variedad de propuestas y buenos servicios. Inclusive está el restaurante Altos de Retiro, que presta un servicio de categoría.

Un dato interesante es que el  Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología ha dispuesto en la Terminal de Retiro de la Estación de Lectura Ernesto Sábato, un espacio para grandes y chicos. Se trata de un lugar para leer mientras se espera el momento de abordar el colectivo o el arribo de alguien.

Terminal de Omnibus

Terminal de Omnibus





. Puerto Madero .

17 10 2009

Casino Puerto Madero

Está situado en el puerto de Buenos Aires, a sólo cinco minutos del centro de la ciudad y muy cerca de la City porteña. La zona de Puerto Madero es el símbolo del desarrollo urbanístico del moderno Buenos Aires.

Funciona en dos buques Casino, el buque insignia “Estrella de la Fortuna”, réplica de los barcos casino que recorrían el río Mississippi a fines del siglo XIX, y el nuevo buque “Princess” exclusivo de máquinas de azar, conforman un total de 4600 m2 de entretenimiento.

Abierto las 24 horas, alberga en su interior 700 Máquinas de Azar, distribuidas entre el primer, segundo y tercer nivel, 132 mesas de juego y la excelente atención de nuestro personal ofrecen una propuesta diferente.
Además, cuenta con un servicio de transfer sin costo para los clientes, que sale desde Leandro N. Alem y la Avenida Córdoba hasta el Casino cada 15 minutos, haciendo el mismo recorrido desde el Casino hasta el lugar de salida, como así también de un servicio de remises privados.
Posee también, un estacionamiento sin cargo con capacidad para 1300 autos y un excelente servicio de Valet Parking gratuito, a total disposición del cliente.

Casino Puerto Madero

Casino Puerto Madero

 

Puente de la Mujer

Es una obra del arquitecto español Santiago Calatrava en la Ciudad de Buenos Aires, Argentina. Es la única de sus obras en América Latina y se encuentra ubicada en el Dique 3 de Puerto Madero, en Pierina Dealessi y Manuela Gorriti.

Se trata de una obra pensada por el empresario Alberto González, quien fue miembro del Grupo Madero y donó el dinero para su construcción. González se la encargó al arquitecto e ingeniero español Santiago Calatrava Valls. Fue fabricado por la empresa Urssa en la ciudad de Vitoria, en el País Vasco, debido a que el acero con el que se lo construyó no se fabrica en la Argentina.

El diseño es una síntesis de la imagen de una pareja bailando tango.

El costo de la obra fue de unos seis millones de dólares que fueron donados por Alberto González. Fue realizado en Vitoria, España, por la empresa Urssa.

Fue inaugurado el 20 de diciembre de 2001, en el pico de la crisis económica e institucional argentina. Es por ello que la inauguración pasó desapercibida para la mayoría de los porteños.

Se trata de un puente peatonal de 170 m de largo y 6,20 m de ancho dividido en tres secciones: dos fijas en ambas márgenes del dique y una móvil que gira sobre un pilón cónico de hormigón blanco y permite en menos de dos minutos el paso de embarcaciones. Esta sección central está sostenida por una aguja de acero con alma de cemento de unos 39 m de altura. La aguja está dispuesta en diagonal y de ella penden, a modo de puente colgante, los cables que soportan el tramo que gira.

Su peso es de 800 toneladas. Posee dos tramos fijos laterales de 25 y 32,50 m y un tramo central colgante y rotatorio de 102,50 m. Para accionar el giro de éste se cuenta con un sistema de computación situado al este del puente.

El pílono inclinado, de 34 m de alto y un ángulo de 39º, le imprime un original perfil y soporta tanto los tirantes como el tablero horizontal.

Las fundaciones y las tres pilas que lo sustentan son de hormigón armado. La pasarela, metálica, y su extremo posterior, de hormigón.

Puente de la Mujer

Puente de la Mujer





. San Telmo .

17 10 2009

San Telmo es un barrio de la Ciudad de Buenos Aires. Está comprendido por las calles Chile, Av. Ingeniero Huergo, Brasil, Av. Paseo Colón, Av. Martín García, Defensa, Av. Caseros y Piedras. Limita con los barrios de Monserrat al norte, Puerto Madero al este, Boca al sudeste, Barracas al sudoeste y Constitución al oeste. San Telmo (San Pedro González Telmo) es uno de los barrios más antiguos de la Ciudad de Buenos Aires. En sus orígenes, fue habitado por las familias aristocráticas de Buenos Aires, hasta que la epidemia de la fiebre amarilla de 1871, los obligo a mudarse al norte. Fue entonces que estas familias propietarias de las casonas de San Telmo, comenzaron a alquilarlas a los inmigrantes trabajadores. Junto con el cercano Monserrat fue el barrio más negro de Buenos Aires, llamándose “Barrio Sur”, en oposición al “Barrio Norte” de San Nicolás. Todavía pueden escucharse ritmos afro-rioplatenses como el candombe en sus calles.

San Telmo

San Telmo

San Telmo es una de las zonas mejor conservadas dentro de la siempre cambiante Buenos Aires, y se caracteriza por sus caserones coloniales y sus calles, muchas de las cuales aún están empedradas con adoquines. Entre las muchas atracciones que se pueden visitar en este barrio, se encuentran numerosas iglesias antiguas (como la de San Pedro Telmo), museos, tiendas de antigüedades y una feria semipermanente de antigüedades Feria de San Telmo en la plaza principal, Plaza Dorrego.

También se realizan actividades relacionadas con el tango y el Candombe, destinadas tanto a los habitantes locales como a los numerosos turistas que visitan la zona.

Los sábados por la tarde y los domingos durante todo el día, la calle Defensa se convierte en paseo peatonal donde se disfruta de artistas callejeros, titiriteros, magos y estatuas vivientes.

Plaza Dorrego

Plaza Dorrego





. Recoleta .

17 10 2009

Cementerio de la Recoleta

El Cementerio de la Recoleta es un distinguido cementerio de gran valor arquitectónico ubicado en el barrio de la Recoleta, Buenos Aires.

Su historia está muy ligada a la Congregación Franciscana de los Recoletos, quienes dieron nombre al barrio donde construyeron un Convento y la Iglesia de Nuestra Señora del Pilar en el siglo XVIII. De hecho, el Cementerio de la Recoleta nació junto con el templo.

Durante la época de Rivadavia, fue expropiado y se transformó en el Cementerio del Norte –primer cementerio público de Buenos Aires. Luego, durante la intendencia de Torcuato de Alvear, el cementerio fue remodelado y se construyó la magnífica entrada que hoy posee.

El Cementerio de la Recoleta es una auténtica galería de arte al aire libre, una exhibición única de diferentes estilos arquitectónicos y esculturas. En 1946, el Cementerio de la Recoleta fue declarado Museo Histórico Nacional, dado que, entre sus callecitas, descansan próceres de la Independencia, presidentes de la República, valientes militares, excelentes científicos, y renombrados artistas y celebridades, como Eva Perón, Adolfo Bioy Casares, Facundo Quiroga, Domingo F. Sarmiento, Juan M. de Rosas, Remedios Escalada de San Martín, Mariquita Sánchez de Thompson, entre otros.

Cementerio de la Recoleta
Cementerio de la Recoleta

 

Biblioteca Nacional Argentina

La Biblioteca Nacional es la biblioteca más importante de la Argentina y reúne un destacado patrimonio cultural, lo que la convierte en una de las fuentes bibliográficas más importantes de América Latina. Actualmente, se encuentra ubicada en el barrio de la Recoleta, Buenos Aires.

Originalmente llamada Biblioteca Pública de Buenos Aires, la actual Biblioteca Nacional fue creada por decreto de la Primera Junta el 7 de septiembre de 1810. La primera sede estaba ubicada en la Manzana de las Luces, y su primer fondo se constituyó con el patrimonio expropiado al obispo Orellana por orden de Mariano Moreno y Cornelio Saavedra, y las donaciones realizadas por el Cabildo Eclesiástico, el Real Colegio San Carlos, Luis José Chorroarín y Manuel Belgrano. 

Entre sus bibliotecarios y directores más destacados, se encuentran: Mariano Moreno, Cayetano Rodríguez, Saturnino Segurola, Luis José Chorroarín, Manuel Moreno –hermano y biógrafo del fundador–, Marcos Sastre, Carlos Tejedor, José Mármol, Vicente Quesada, Manuel Trelles, José Antonio Wilde, Paul Groussac y el gran escritor argentino Jorge Luis Borges.

En 1820, la Biblioteca contaba con un patrimonio que superaba los 17.000 volúmenes. Tras el traslado a la calle México 564, a cargo del historiador francés Paul Groussac, en 1885, la Biblioteca adquiere el carácter Nacional y su acervo alcanza los 62.707 volúmenes.

En 1960, mediante la Ley 12.351, se destinan tres hectáreas ubicadas en plena Recoleta, entre las avenidas Del Libertador y Las Heras, y las calles Agüero y Austria, para construir la nueva sede de la Biblioteca Nacional. La obra fue adjudicada a los arquitectos Clorindo Testa, Alicia Cazzanica y Francisco Bullrich, cuyo diseño causó gran impacto debido a su estilo revolucionario.

El edificio actual de la Biblioteca Nacional fue finalmente inaugurado el 10 de abril de 1992, y el material bibliográfico se terminó de trasladar el 21 de septiembre de 1993.

El patrimonio de la Biblioteca Nacional no se limita a la producción nacional –aunque ésta sea, sin dudas, su principal objetivo–, sino que también incluye importantes obras extranjeras. Además, cuenta con 21 incunables, entre los que se destaca “Cuestiones de potencia Dei”, escrito por Santo Tomás e impreso en Venecia en 1476.

La Biblioteca Nacional ofrece las Salas de Lectura “Mariano Moreno” y “Gregorio Weinberg”, la Sala de Referencia “Héctor Yánover”, la Sala del Tesoro y la Sala de Lectura para No Videntes, y cuenta con una Hemeroteca, una Fototeca, una Audioteca y Mediateca, una Mapoteca, un Archivo Institucional Histórico, un Archivo de Manuscritos y Partituras, y un Archivo Audiovisual de Danzas. Actualmente, también funciona, en el edificio, la Escuela Nacional de Bibliotecarios, fundada en 1956.

Biblioteca Nacional Argentina

Biblioteca Nacional Argentina