. Palermo .

17 10 2009

El zoológico

Primitivamente se encontraba en la Av. del Libertador y Sarmiento, en los terrenos del parque iniciado por Juan Manuel de Rosas. A partir de su primer director, el Dr. Eduardo Holmberg (1888 a 1904) el Zoo adoptó un carácter más científico y se trasladó a su ubicación actual. Según su criterio, los animales debían habitar en edificios que respondieran a los estilos arquitectónicos propios de su país de origen.
Sucedió al Dr. Holmberg, Clemente Onelli entre los años 1904 y 1914. Una de sus ambiciones, concretadas durante su dirección, fué el canje de animales con instituciones del resto del mundo. Ésto, junto a la tarea dedicada por Carlos Thais en el embellecimiento de la obra arquitectónica, marca una época muy importante en la vida del zoológico.
Luego, Adolfo Holmberg, el nuevo director, decide iniciar un sistema de supresión de jaulas, creando recintos en donde los animales se aislaban del público por fosas o zanjas de seguridad, permitiéndoles mayor libertad de movimientos.

Zoo de Palermo
Zoo de Palermo

Actualmente está localizado en pleno corazón de la Ciudad de Buenos Aires, en el barrio de Palermo; comprendiendo junto con el Jardín Botánico, el Rosedal y el Parque Tres de Febrero, uno de los más importantes espacios verdes de nuestra ciudad. Su entrada principal mira hacia Plaza Italia, punto de fácil acceso vía terrestre o subterránea, más específicamente Avda. Las Heras y Avda. Sarmiento.

 

Planetario

El Planetario “Galileo Galilei”, ubicado en el Parque Tres de Febrero, es un organismo que depende del Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Su finalidad es la divulgación de la ciencia astronómica a través de espectáculos didáctico-recreativos destinados al público en general y a estudiantes. Según Enrique Jan “este edificio es uno de los pocos en el mundo proyectado y construido partiendo del módulo triángulo equilátero.
La elección arquitectónica de esta figura geométrica encierra un simbolismo que fue buscado expresamente. Es la superficie plana más perfecta que se puede realizar con un mínimo de lados iguales, encerrando en si misma un principio simbólico de unidad primigenia. Estas condiciones secuenciales introducidas en todo el desarrollo del proyecto arquitectónico quiso ser la idea rectora que acompanase y mostrase la íntima relación entre las partes y el todo, sugiriendo lo ocurrido desde la partícula elemental primera (de la materia) hasta ese desarrollo cósmico en el cual estamos inmersos”. El edificio consta de cinco pisos, seis escaleras (una helicoidal) y una sala circular de 20 metros de diámetro con 360 butacas reclinables. Esta cúpula semiesférica está recubierta interiormente con chapas de aluminio, que sirven como pantalla. En el centro está ubicado su corazón: el auténtico planetario. Se ingresa al edificio a través de un puente, sorteando el vacío de una gran olla de 47 m. de diámetro, de cuyo fondo emergen los volúmenes arquitectónicos aislados por un gran espejo de agua. En las lajas del camino de entrada, traídas de Neuquén, se pueden encontrar amonites, fósiles marinos extinguidos hace alrededor de 100 millones de años. En la explanada de acceso se puede apreciar un meteorito metálico encontrado en 1965 en la provincia del Chaco.

Planetario

Planetario

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: